Empresa de Amigos

Esto se nos ocurrió un sábado cualquiera a veinte minutos del inicio del partido.

Soñamos con formar nuestra propia empresa, inusual en realidad. La idea surgió con mis amigos. Ante el mismo suceso que se nos repetía cada vez mas a menudo.

La idea seria que nosotros seamos la cúpula dirigencial y contemos con unos doscientos empleados permanentes que trabajarían en tres turnos de 8 horas diarias, contarían con un franco semanal obligatorio para no saturarse. Sábados y Domingo  se lo abonaríamos completo como horas extras

Mientras lo hablábamos nos sentíamos bien por que sabíamos que le podíamos dar trabajo a mucha gente.

La premisa fundamental de nuestra industria debía consistir en darle una respuesta ágil y rápida al cliente y sacarlo del apuro, así nos llame sobre la hora. Nuestro eslogan pensamos, podría ser “Mas Rápido que la diarrea” Obviamente esto lo tiro el Galgo, le dijimos que lo íbamos a pensar. También dijo que estaría bueno incorporar personal femenino debido al auge que esta habiendo en la actividad, nos dijo que el podría encargarse de ese sector y que podríamos duplicar las ganancias con eso. Pero todos sabemos de sus intenciones.

Para empezar teníamos que hacer las típicas entrevistas de trabajo. Pero no de los empleados, si no del producto. Necesitábamos adquirir la materia prima antes que nada. Conscientes de la tecnología actual supimos que ademas del clásico 0-800, necesitaríamos también incorporar una aplicación descargable para android y windows. Pensamos que para arrancar, necesitábamos contar con mínimo con cinco trabajadores por puesto. Por lo menos con eso podríamos cubrir la zona sur, barrios aledaños.

Y si alguno todavía sigue creyendo que esto es una utopía lo invito a hacer memoria, un pequeño viaje al pasado, a plantearse un par de preguntas y se darán cuenta que no estamos locos, que es viable la idea. Y lo mejor que podemos ganar mucha, pero mucha guita.

Vos, pesimista, si si vos:

Nunca estuviste en una cancha tomando una Coca, recién terminado el partido. Y se te acerco un muchacho seco y limpio y te dijo. “Che nos falta uno ¿Alguno que quiera jugar?

Avisto, te das cuenta.

Una estadística echa por Alejandro (Que hizo un estudio rápido de la situación) nos arrojo un dato que nos favorecía ampliamente. El censo nos decía que en un día de semana, en uno de cada seis partidos, faltaba un jugador.

Que te falte un jugador implica muchas cosas malas en la sociedad y en el bolsillo. Todo aquel que juega lo sabe.

En lo que hace al bolsillo no me refiero solamente a que, en caso de no conseguir a nadie se tenga que poner plata por el ausente. Si no también lo que implica el llamado previo a todos los amigos conocidos para convencerlos de que en dos minutos dejen de hacer lo que estan haciendo y vengan a una cancha en la loma del orto. (En este momento, Julian lanzo una teoria conspiradora de las empresas de telefonia movil, ya que segun él, se beneficiaban con este gasto y hasta tiro que podian tener un grupo que boicotee al jugador ausente con mensajes de texto que supuestamente le mandamos los otros diciendo que el partido se habia suspendido, o mandandole a la novia alguna publicidad de cine o algo para hacer ese dia y a esa hora). Otro gasto es el que implica el desgaste de mas que hace uno que ademas de necesitar el doble de bebida al termino del encuentro aveces suele tener que pagar una consulta a un medico de urgencia por dolores en todo el cuerpo.

En en contexto social tampoco favorece, los cuatro que tienen que correr por el que a ultimo momento aviso que no va, juegan fastidiados, molestos, se pelean contra los rivales. Lo insultan y sancionan falta y penal cuando encima de ser uno mas tratan de pasar la mitad de cancha con el arquero, aduciendo una falta de “Códigos”. Esto sin mencionar lo mucho que jode que te inviten a jugar sobre la hora unos pibes que vos consideras tus amigos “Ahora no puedo forro, ,faltan quince minutos ¿por que no me avisaste antes?” Y uno aparte de estar molesto, de saber que tiene que correr mas, y de querer pelear con todos, se siente mal por esto ultimo.

El censo del Ale era prometedor. uno de cada seis, multiplicado por la cantidad de cancha que hay en la ciudad y al rededores. Llegamos a la conclusión de que podíamos necesitar mas de lo que teníamos en mente.

La idea matriz, era que llegado el caso de un grupo de jugadores, recibir un mensaje de un amigo a quince minutos del arranque del partido que dice “Chicos, perdón pero estoy con Lau en el shopping, todavía se esta probando ropa, no llego” o “Me quede dormido no llego” etc. Alguno de los otros cuatro diga “Tranquilo chicos, conozco gente que nos puede ayudar” En este momento el teléfono nuestro sonara. Y de tono de espera se escuchara la canción de los simuladores (Tire esto y a todos les pareció genial).

Y tras un momento de espera, una maquina dirá:

Gracias por comunicarse con JUGADORES AUXILIO S.A. Siga las instrucciones para seleccionar las preferencias de su AUXILIO

Y en este momento empezara un breve selección del jugador en cuestión, donde en variedad de costos, se podrá elegir desde un jugador de toda la cancha, hasta un central definido y metedor. Luego se preguntara el medio de pago, si desea hacerlo por tarjeta de crédito o abonarlo en el momento de la entrega del jugador. Ofreceremos también un servicio Premium donde incluiremos por ejemplo la posibilidad de adquirir un Arquero, un jugador “AuxPremium” (Un tipo sin pinta para agrandar a los rivales y que después los humille, idea Galgeana) y un poco mas caro un jugador profesional retirado (Para eventos o cumpleaños). El jugador sera entregado en la cancha a los diez minutos de llamado, por un vehículo oficial de la empresa que estará ploteado con nuestros teléfonos y pagina web. Y retirado al termino del encuentro. El Jugador llevado NO podrá quedarse a tomar algo con sus compañeros de equipo ni forjar amistad después del mismo. Lo llamaran por un nombre inventado que le daremos y el encontrara una forma de comunicarse con los demás de una manera dócil. En su camiseta tendrá todas estas reglas y junto con el jugador se quedara a presenciar el encuentro un “veedor” que de encontrar que las normas no se están respetando, podrá retirar al jugador en el medio del partido y NO habrá reintegro de dinero por el mal uso del servicio prestado. Ademas de abonar el importe por el servicio, deberán pagar la cancha por el JUGADOR AUXILIO. 

Al principio pensamos en una empresa sin fines de lucro. Pero después el Galgo dijo que quería vestir traje y tener una maquina de café en la oficina con aire acondicionado. Y tuvimos que cobrar. Y caro.

En todo esto pensábamos mientras esperábamos a Alexis un Sábado cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s