Circo 2.0

– ¿Tomamos otro señor Limón? – pronuncio Sala con una voz que arranco potente pero se fue apagando de apoco.

– El ultimo – la reto Pica lanzándole una botella de Dr. Lemon – No sé por qué te gusta tanto esto.

– No me gusta tanto esto – dijo haciendo danzar la botella en su mano – si no esto – con la otra mano señalo a la plaza vacía – esto – apunto hacia la noche estrellada – y también, esto – termino inclinándose hacia él.

– ¿A que te refieres con esto? – pregunto Pica entre sorprendido y ofendido.

Estaban en el banco preferido de Pica, eran aproximadamente las nueve de la noche y en Pocas Luces reinaba la imperturbabilidad.

Ella suspiro y bebió un sorbo de su bebida favorita antes de contestar.

– Es que…

– ¡Un momento! ¿Qué es eso?– Pica se levantó del banco con una mano en alto y agudizando el oído.

– ¿Qué sucede?

– ¿No escuchas? Vamos Sala, trata de adivinar, algo viene.

La Bruja cerró los ojos, arqueo las cejas y luego empezó a reír, tenía una risa contagiosa. Pica la miro extrañado pero no pudo evitar sonreír. Era peligroso estar cerca de la Bruja cuando se le producían esos hoyuelos en las mejillas, producto de su risa.

– ¿Qué es?

– ¡Un Circo parece! ¡No puede ser! ¡Genial! El último paso hace años y dijeron que nunca volvería – pero una expresión en su rostro la hizo volver a cerrar los ojos, entonces profirió un grito – ¡Espera!

– ¡¿Qué?!

– Hay algo raro – pronuncio lento Sala, mirando a Pica – No puedo verlo pero no es un circo normal, no entiendo.

Ya el ruido era más intenso, y la avenida principal empezaba a teñirse a lo lejos de luces de colores y una melodía pegajosa. Las luces se iban reflejando en las oscuras y abatidas paredes del Barrio oscuro. Un megáfono se escuchaba, anunciando la llegada del circo a la ciudad. Pero todos estaban profundamente pernoctados como para escuchar lo que pasaba. Sala y Pica se levantaron y se acercaron a la gran caravana que se aproximaba.

El hombre que gritaba por el megáfono venia colgado de la puerta del camión que comandaba la flota. Y al ver a los dos jóvenes en la plaza hizo señas para que parara la caravana. Se bajó extrañado mirando las lúgubres fachadas de las casas. Luego observo a la pareja y sonrió. Pica y Sala divisaron enseguida a un hombre senil, con rasgos de mercante, tenía un traje blanco y un sombrero de galera. La sonrisa que llevaba era muy trabajada, se notaba que le requería un esfuerzo inusual de toda su mandíbula sostenerla.

– ¡Hola! ¡Les Presentamos al gran Circo Remasterizado! ¿A qué hora se van a dormir todos en este lugar? ¿Acaso nadie sale a saludarnos?

Los jóvenes contemplaban al anunciante, aprensivos.

– ¿Qué es un Circo Remasterizado?

– ¡Ah! Enseguida se los muestro pero antes – volvió a tomar su megáfono y anuncio la bienvenida de su nuevo Circo, pero nadie se dio por aludido – Bueno, parece que ustedes serán mis únicos espectadores hoy.

– Solo queremos ver – aclaro Pica, dispuesto a no entregarle dinero a ese señor.

– Saber que es, en verdad – amplio Sala mirando la caravana con curiosidad.

– Bueno les contare, síganme – el hombre los hizo caminar hasta quedar delante del primer vagón, una cortina separaba lo que ocultaba de los espectadores – Bueno, miren. Antes teníamos animales enjaulados, ya saben, leones, elefantes y demás. Pero después de la lucha de los grupos por los derechos de los animales nos obligaron a dejar de usarlos y los liberaron a todos. Payasos, malabaristas y come sables era todo lo que nos quedaba, pero el público ya estaba aburrido de esto. Necesitábamos reinventarnos y tras unos años muy duros, hemos logrado volver al éxito. ¡Llenamos todos los lugares donde fuimos! ¡La gente, explote, delira, nos pide más! ¡Nunca pensé lograr tanto, hemos sextuplicado las ventas de antes, cuando había animales y todo, nunca el circo estuvo en un tan buen momento!

– ¡Bueno, basta de presentación!

El hombre rio socarronamente.

¡Atención, presenciaran ustedes algo nunca visto en este ámbito! ¡Por favor les pedimos a los presentes que no saquen fotos ni filmen! ¿Les muestro?

– ¡SI! – Gritaron Pica y Sala a dúo, la bruja lo tomo del brazo ansiosa, mordiéndose el labio mientras observaba la cortina y el joven sintió una ráfaga de calor. “Somos amigos” se repetía para adentro.

Las cortinas se abrieron, una chica con poca ropa y exuberante cuerpo apareció sentada. Sin nada más, contemplaba a los jóvenes sonriendo. Estos devolvían en cambio miradas de incomprensión. La misma con la que los miraba el presentador.

– ¿Y no van a decir nada?

– Buen cuerpo – dijo Pica nervioso por el calor que le producía el brazo de la Bruja y el cuerpo de la chica de la jaula.

– ¿Qué se supone que digamos? – pregunto Sala desconcertada.

El presentador y la chica de la jaula se miraron incrédulos.

– ¿No la conocen? – interrogo el animador.

– ¿Ustedes me están jodiendo? – La chica también pregunto, luego rio estúpida y actuadamente – Vamos chicos, no pueden no conocerme.

Los únicos espectadores de Pocas Luces parpadearon perplejos.

– Chicos por favor, soy Magaly Gine – la chica volvió hablar, tenía un tono de voz insoportable y trabajado.

El espectador estaba muy confundido.

– ¿Ustedes no ven reality shows?

– ¿Qué es eso?

Otra vez se miraron con la chica de la Jaula aunque la mirada ya era de preocupación. El hombre se sacó su sombrero y rasco su cabeza, claramente acongojado.

– ¿Qué es eso?

Pica y Sala esperaban una explicación, pero el hombre se fue hasta la parte delantera del camión que primeriaba la caravana y se puso hablar con el conductor, que le alcanzo por la ventanilla baja un mapa.

– Yo estuve en el reality más visto, ¡¿no vieron mis videos hot?!– La chica volvió a captar la atención de los espectadores – ¡Vamos uno tienen que haber visto! ¡Vos tenes cara de haberlo visto! –le guiño un ojo a Pica.

Entonces el hombre anunciador volvió y le cerró la cortina a la joven que estaba adentro.

– Vengan, veamos el segundo – dijo inquieto.

– ¿Vos viste los videos de esta mujer? – le pregunto Sala curiosa mientras caminaban.

– ¡No! – sostuvo Pica con entereza.

– ¡Que tonto! Deberías, tenía buen cuerpo – ella se adelantó ansiosa y el la siguió de atrás encogiéndose de hombros.

La pareja de amigos alcanzo al hombre que sin preámbulos ni presentación esta vez, abrió la cortina. Era una jaula dividida en tres. La primera separación tenía a un hombre de traje, muy buen mozo, parado hablando por celular. En el medio una mujer rubia, muy maquillada con un pequeño bebe en brazos. Y en la ultima un hombre vestido como jugador de Futbol.

El presentador, tras correr las cortinas, giro inmediatamente para examinar las caras de los espectadores. Y sin paciencia se acercó a la jaula y señalo a sus habitantes explicando.

– ¡German Faracho! Modelo que tuvo un romance de verano con ¡ella! La mujer de él, ¡Jugador de jerarquía mundial! ¡Ella dice que el hijo es del futbolista pero este cree que es del modelo, y el modelo niega rotundamente todo! ¡¿Qué creen?! – el hombre estaba perdiendo la cordura, ante la insistente mirada de incomprensión de los jóvenes, vocifero – ¡Tenemos un análisis de sangre y sabemos quién es el padre! ¡Lo contamos en la obra!

– ¿Atraviesan un aro de fuego en algún momento? – pregunto Sala muy ilusionada, pero la cara del hombre la despojo de su utopía.

– ¡No puede ser! ¡Vengan!

Los jóvenes se miraron, le empezaba a dar miedo todo aquello.

– ¡Lo último que les muestro!

El hombre prácticamente corrió a la tercera jaula, jalo la cortina con tanta fuerza que la descosió un poco. Y los miro buscando suplicas de reconocimiento.

– ¡No, no conocemos a nadie! Esto apesta – dijo Sala ya harta y muy desilusionada.

– ¡Son una familia muy adinerada que derrocha plata y filma todo, tienen un canal propio, y cuentan todos sus secretos!

– ¿Y qué tiene de divertido?

El hombre se enfadó, y se le acerco a los jóvenes que retrocedieron.

– ¡Tengo un periodista de espectáculo que responde todo sobre los famosos! ¡Lo que sea! ¡Tenemos también a dos personas que se baten a duelo con armas y uno de los dos muere en el escenario de manera dramática! ¡Y mucho más! ¡NO ENTIENDO! ¡Todo funciono de maravilla hasta hoy! ¡Qué mierda es este lugar! – El hombre freno su verborragico discurso, claramente agitado – entonces, el chofer debe de tener razón, debemos de estar en este barrio raro y misterioso del que me hablaron.

– Este lugar no es raro ni misterioso, es nuestro hogar.

– ¡No! – El hombre retrocedió asustado – ¿Cómo se llama? ¡Digan su nombre!

– Pocas Luces.

El hombre pego un grito de espanto y como pudo, corrió hasta el frente de la caravana. Pica y Sala contemplaron atónitos como el asustado hombre tropezó más de una vez por voltear a mirarlos, claramente oyeron lo que le grito al chofer mientras se subía al camión “¡Tenias razón, estamos en este lugar, estaba hablando con fantasmas, salgamos de acá rápido!”

Anuncios

22 Comentarios Agrega el tuyo

  1. avian101 dice:

    Entretenida historia. Gracias Fabian! 🙂

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias a usted, por la lectura! 😊

      Le gusta a 2 personas

  2. Excelente!!! me encantó!!! me siento reflejada en esa pareja, hace años que vivo sin televisor en casa.

    Le gusta a 3 personas

    1. Jaja tremenda y valiente decisión!!
      Me alegro mucho que guste!

      Le gusta a 2 personas

  3. melbag123 dice:

    Jajajaja… Excelente, Fabián!!! Me ha encantado. Ví que has visitado mi casita y te quedaste. Bienvenido. Pues aquí te devuelvo la visita y con tu permiso también me quedo merodeando tus alrededores, que me parecen espectaculares. Un abrazo, caribeño.

    Le gusta a 2 personas

    1. jaja bienvenida entonces! No es muy grande el lugar pero nos amuchamos 🙂
      Abrazos!

      Le gusta a 1 persona

      1. melbag123 dice:

        Pues yo me acomodo en una esquinita. NO hago mucho ruido. Abrazos a ti.

        Le gusta a 2 personas

  4. Daylin dice:

    Genial. Gracias por seguirme

    Le gusta a 2 personas

    1. De nada! Gracias por la lectura 🙂

      Le gusta a 1 persona

  5. Aljana dice:

    Una buena historia donde se puede ver en qué nos hemos convertido, a qué llamamos ahora famosos, pérdida de valores.

    Le gusta a 2 personas

    1. En algún momento de la historia ver las miserias de los demás empezó a ser apreciado por muchos y evidentemente muy redituable. Gracias por la lectura!

      Le gusta a 1 persona

  6. biblioteca62 dice:

    ¡Excelente! Gracias por compartir 🙂

    Le gusta a 2 personas

  7. biblioteca62 dice:

    ¡Hola! Este no es un premio oficial de los que circulan en la web. Es un pequeño presente por ser mi amigo bloguero. ¡Que tengas un lindo día!
    Biblioteca62

    Le gusta a 2 personas

  8. J. Zurita dice:

    Jajajaja, que divertido, me gusto

    Le gusta a 2 personas

  9. Divertido. ¿Existe alguna razón para que te comas la mitad de los acentos de los tiempos en pasado? Al margen de esto, que no deja de ser secundario, me ha gustado mucho. Un blog envidiable.

    Le gusta a 2 personas

    1. Jaja si existe, se trata de una enfermedad crónica que curiosamente no herede de mis antecesores. Brutitis Aguda, igual estoy medicado y no es contagiosa… Bah… Creo…

      Le gusta a 1 persona

  10. Impresionante. Me encantó.
    Comparto con vos esto: http://wp.me/pyM8s-bv

    Le gusta a 1 persona

  11. Mauricio Psy dice:

    Con esto te ganaste el Follow. Me encanta como detrás de las conversaciones de Sala y Pica vas dejando enseñanzas y metáforas sin que ni los mismos protagonistas se den cuenta.

    *Nos vemos cuando nos leamos*

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja muchas gracias, me encantó el comentario. Nos leeremos por ahí (?)

      Le gusta a 1 persona

      1. Mauricio Psy dice:

        Aun me faltan varias entradas así que sí, nos estaremos leyendo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s