El Inventor de Juegos

El salto no fue muy bueno, apenas caí con la punta de los pies del otro lado de la línea, pero el talón, el talón rozo la zona de riesgo. Si no fuera por el charco el punto no hubiese sido valido. El charco me daba oxígeno y permisividad ante el juez que era yo…

Somos tránsito

Somos una puente hacia otro puente. Ojos que miran otros ojos, voz qué es eco de otra voz. Somos la huella de alguien que todavía no pisa y la sombra de alguien que ya pisó. Somos el sendero marcado por alguien que imaginamos. La ropa de vergüenza que heredamos. La manzana que el tiempo pudrió….