Ignorar

Hasta hace tan sólo un par de parpadeos. Llevábamos, como especie, la bandera del geocentrismo creyendo que éramos el centro del inmenso cosmos. Luego, esa hermosa mujer llamada Universo, nos dio la bofetada más grande de nuestras vidas. No solo que no somos el centro, si no que al universo le importamos una mierda y…