Fotografía movida

Es una lástima, porque ambos representábamos el más tierno desamor entre dos seres sensibles. Y para colmo, vos saliste con tu mejor perfil. Tus simétricas pecas resplandecían arqueadas, producto de semejante sonrisa que portabas cuando mostrabas todos tus dientes. Cuando reías, te explotaba el rostro desde los labios. La onda expansiva te inflaba los cachetes,…