Náufraga y Náufrago.

Treinta y siete años han pasado para que Dana recibiera alguna conexión del mundo. Lloró emocionada. Se alegró de que todavía allá, al otro lado del basto océano que la había separado de su cotidianeidad, el mundo aparentemente seguía funcionando. Al principio le había parecido una ilusión, es que unas quince o veinte veces al…

El viaje.

Y es que aferrándose a la inexistencia de la muerte, le deberíamos a la vida algo más que latidos absurdos. Tanto más que absurdas rutinas, ciclos de tiempos, baby showers y velorios. En una parte de mi remoto e inexplorado cerebro, vive una aldea cuya organización gubernamental a activado el más benefactor plan conspirativo que…