La Logia inadvertida

Estoy inquieto, desde hace días no duermo. Miro por la ventana, divago por la casa, bebo más café que de costumbre. Es que percibo una avanzada que nos está arrasando, y nadie está haciendo nada al respecto. De hecho creo nadie lo ha notado aun.

Cerca del año 2006 aproximadamente, llego a mi vida la primera red social basada en fotos. Fotolog.  El primer blog de fotos, por lo menos que mi grupo de amigos y yo conocimos.

Ahí, las conocí, ahí las noté por primera vez en mi vida. Tome conciencia de que habían estado entre nosotros todo el tiempo. Me empezaron a sudar las manos, estaba en el cyber que frecuentaba. Mire al resto de los presentes de reojo, pero nadie parecía inmutarse.

¿Qué eran? ¿Qué querían de nosotros? ¿Hace cuánto habían aterrizado en el planeta?

Este subtipo de humanoide, seguramente había sido visibilizados por los egipcios hace miles de años. Pero mi falta de conocimiento en el tema no me deja afirmarlo. Pero su lenta evolución supongo que fue por la ausencia de fotografías y tecnologías. En los tallados de piedra de la época resulta inútil apreciar su peor y mejor virtud. Tal vez abandonaron el planeta esa vez, prometiendo volver en el futuro, o quizás se quedaron reproduciéndose entre la muchedumbre… ocultos hasta que llegase su momento.

Lo cierto es que ahí estaban, sonriendo. Llamando la atención. Incluso hasta enamorándonos.

El tiempo pasó, Fotolog se vio obsoleta y fue suplantada por Facebook.

Yo, que ya me había olvidado un poco de esa iluminación que había descubierto. Me ví de vuelta desesperado, porque esta vez era más fuerte que la anterior. La calidad fotográfica había mejorado. Ya eran de alto impacto. Estremecedoras imágenes, producían hormigueo en la piel y ojos rojos. Pero de nuevo, no se habló en los noticieros, ni en los diarios, ni en la calle.

Supuse entonces que eran algo natural, seguramente un pacto con el gobierno, dejaba que este espécimen viva en el planeta a cambio de mantener la paz.

Y para peor, tengo que confesar que caí, que tropecé, que me enamore hace años de una de la logia. Y dentro de todo lo peligroso que siempre resulta el contacto alienígena. Me ayudo un poco a entender de qué se trata. No son tan distintos de nosotros.

Me explico que son enviadas a la tierra con una misión. Que las envía nuestro señor Jesucristo, y no otro Dios como yo creía. Con el fin de embellecernos los perfiles de las redes, me explico, que Jesús las distribuye, no de manera aleatoria como uno creería. Ahí me develo otra verdad asombrosa. Me lo hizo con una pregunta. “¿Acaso crees, que la señora del almacén de la esquina es humana?” Temblé, un espanto de frio me recorrió la espalda, ella sonrió. ¿Doña Norma era alienígena? Ella siguió explicándome. “Las señoras amorosas de Almacenes son distribuidas geográficamente cada dos manzanas aproximadamente teniendo en cuanta la densidad poblacional”. Yo quede anonadado. Distribuir esas nobles señoras para que todo ser humano tenga una a mano me parecía el acto más hermoso de nuestro señor. Mucho más que de los milagros de los que se habla. Incluso esto, era de una belleza espiritual más profunda, dado que si no era por la alienígena, nadie nunca se enteraría, de este acto de verdadero amor. Estas señoras son fácilmente reconocibles, por su amor por la atención al cliente. Porque siempre, sin excepciones, te da unas fetas de más de fiambre y no te las cobra. Te atiende aunque el local este cerrado. Te fía. Te recomienda productos o te convida una factura. Seres nobles. Claro… no podían ser humanas.

Con este otro clan, más perverso. La distribución funcionaba según la cantidad de amigos que uno tenga en la red social. Por ejemplo por cada veinte amigos de Facebook. Nuestro señor, envía una de estas alienígenas. Generalmente es una persona con la cual no compartís amigos en común. Sin embargo, te atrapa y te obliga a ver todas sus malditas fotografías. Con mezcla de asombro, amor, envidia y bronca. Normalmente su belleza no radica en su cuerpo y en sus curvas, si no que todo se centra en su rostro, en sus facciones y en su sonrisa.

Se las conocen con el nombre de “Fotogénicas” su virtud radica en salir bien en TODAS las fotos que se saquen. No importa si tienen carne en los dientes, si tienen un forúnculo en la frente o si le falta un ojo. Siempre, siempre, siempre se las ingenian para salir bien, naturales, distendidas, hermosas, perfectas. La alienígena no me lo confeso, pero  tengo la teoría de que el secreto se encuentra en su composición genética. Pero otra vez no tengo el aval científico para darlo por sabido.

Ya el mundo (o solo yo), había adoptado como algo natural a las fotogénicas en nuestros perfiles. Pero entonces, la explosión.

Instagram.

Acá si, ya la situación se volvió perversa e insostenible. Y no conforme con esto. Instagram se metió en las nuevas actualizaciones de Facebook y de Whatsapp. Haciendo de las fotos y de las historias, un rito.

¿Qué buscan? ¿Son verdaderamente enviadas por Dios? O fui víctima de un engaño. Ya no se puede tocar un botón, que te aparece una fotogénica sonriendo. La fotografía nos está comiendo todo. Y son ellas, las fotogénicas, sus guerreras más notables.

¿Qué nos queda a los humanos? Luchar, por suerte. Hace poco noté que no estoy solo. Tengo luchadores silenciosos a mi lado. Juntos las combatiremos. Personas como yo, cansadas de este terrible flagelo, dijeron “basta”. Dijeron “nosotros también podemos subir muchas fotos como ustedes, alienígenas, y salir bien en la mayoría”. Y han estado trabajando en secreto por la raza humana. Han creado aplicaciones con filtros, con desenfoque, saturaciones de colores y decoloración. Fue una buena y astuta movida para ponernos a la par. Para nosotros, los humanos, los feos. Esto nos ayuda a reducir la cantidad de fotos inservibles que nos sacamos, y nos hace más fácil, el trabajo de seleccionar una para subirla. Para la batalla.

No es una batalla fácil, ellos son más bonitos, y en la tele los bonitos siempre ganan. Pero no nos vamos a entregar, no se la vamos a hacer fácil. No vamos a parar, hasta que dejen nuestro planeta y volvamos a reinar las redes nosotros, los feos. Podemos convivir con las alienígenas amorosas de las almacenes. Pero con ustedes no, ustedes son prescindibles.

Anuncios

15 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Y preocupante… 😂

      Gracias por la lectura!

      Me gusta

  1. carlos dice:

    Uy pues creo que ando atrasadisimo. Ya mismo me intento poner al día. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja adelante Carlos! Que necesitamos de todos los soldados.
      Abrazo grande!

      Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Marina 😊
      Nos leemos, saludos!

      Me gusta

      1. Eso segurísimo😉 Encantada, Fabian

        Le gusta a 1 persona

  2. hawahawah dice:

    Sigamos en la lucha!! 💪 y cuando sea un mal día que ni los filtros ayuden, siempre tendremos la opción de subir fotos de nuestros pies (que según leí en un libro de ufología, es la parte mas perfecta del ser humano y lo mas difícil de copiar por parte de los alienígenas) o fotos de comida jejeje. Agrega el link de tu instsgram para combatir juntos.
    Salam

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaj la idea de los pies es magnífica, seguro logramos despistarlos (no creo que se animen a mostrar sus pies de tres dedos) no uso mucho Instagram por este rechazo a la logia perversa. Pero es terrazzinofabian

      Me gusta

  3. Anita Blanco dice:

    Ojalá hubiera más conciencia en general sobre el tema, porque de nosotros depende que cambien las cosas.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Un saludo para vos Anita!
      Gracias por la lectura!
      Estamos atados de pies y manos ante estas nuevas formas de mostrarnos y exhibirnos.

      Le gusta a 1 persona

  4. Capullanita dice:

    Ahora todo cobra sentido. Estoy comenzando a sospechar de algún que otro bloguero(a) pueda ser parte de esa logia, tanto talento no es normal… 😉
    Saludos, muy buena historia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja Muchas gracias, la logia de los blogueros también da que hablar… Un día la expondremos también.
      Saludos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s